info@arteentreamigos.es
+666 28 48 36

Rocío y Camino

Rocío y Camino

ROCÍO Y CAMINO

Como andaluz que soy, sevillano de nacimiento y criado en Triana, esta fecha en la que vivimos tiene un sentido especial. Y me gustaría explicar por qué es especial sin caer en tópicos, en parafraseos poéticos, ni en banalidades. El sentir más arraigado, la enseñanza temprana por parte de padres, el significado más profundo, la fe y el amor es lo que toca describir en este momento de nostalgia.

Con consciencia me remonto a un yo de 7 años. Ella me llevo de la mano a un salón de un sitio que se llamaba «hermandad». Caras desconocidas, niños de diferentes entornos con los que nunca había jugado y, encima, iba a tener que cantar con ellos y delante de personas. Aquello no prometía. Mi vergüenza iba a desmontar toda la ilusión que ella había depositado en aquel momento. Su sentir había sido palpable a mi temprana edad, simplemente por sus palabras bonitas, por su cara iluminada cuando hablaba de aquello y por la fe que demostraba en todo lo que me intentaba inculcar sobre la palabra «hermandad». Ella fue la motivadora. La causante de mi despertar de fe. La que, sin perderse ni un momento de los míos, fue poco a poco soltando mi mano para que me recrease en el entorno de «hermandad» y fuera tomando consciencia de que aquello era bueno para mí.

Y así fue. Ni comeduras de tarros, ni obligación desmedida, ni sectarismo radical. Fue un descubrimiento que avivó durante años mi crecer como persona. Y hoy en día debo decir que ese sentimiento sigue latiendo en mí. No es cuestión de disfrute, que lo es. No es cuestión de religión, que lo es también. Es cuestión de sentir más allá de lo que podemos tocar. Es la prueba más certera de que mi fe existe.

Y la fe consiste en lo que cada uno lleve depositado en su corazón con respecto a creer en algo que no podemos ver ni tocar. Y para ello muchos de nosotros hemos andado en estas fechas buscando el significado de nuestra fe.
Para mí sería banal hablar de alcohol, drogas, lujos y famoseo. Para mí sería incomprensible decir que aquello es un putiferio. Para mí es insignificante lo que pueda decir esa persona que no conoce lo que es una vida de «hermandad». Para mí la libertad de expresión es tan importante que hasta puedo asumir que haya personas que piensen así. Pero lo que no permito es que se ponga en duda lo que creo, siento y sé. Porque de esto sé 30 años de experiencias. Porque esto es un sentimiento que hay que vivirlo y porque creo en el cielo y en quien está allí. Y eso es tan respetable como ser vegetariano, naturista, mahometano o simplemente ateo.
Gracias a esos 35 años de caminar, soy lo que soy como profesional, como persona, como amigo y como padre. En esos años he conocido el amor, la amistad y lo saludable. También he conocido lo que está mal. Los rencores, la enemistad, las disputas, el disparate y el hablar mal. Pero eso lo he tomado como experiencia de lo que no se debe procurar hacer, ni sentir, ni escuchar. Y esa es mi creencia. Lo bueno se queda y lo malo pasa.

El Rocío, para el que no lo sepa, es un motivo de fe. Es algo que se transmite de padres a hijos con el propósito de hacer «hermandad». Y cuando digo «hermandad» me refiero a la unión de personas con una misma creencia. Y esa creencia de la que hablo es lo más cercano al respeto, la tolerancia y al amor. Bajo esas tres premisas me educaron y así intento educar.

Sálvese el que quiera que yo seguiré remando. Mi “Rocío” fue y es de corazón. Nunca practiqué lo superficial. Porque ir por ir no está dentro de mis planes. Hay que sentirlo, necesitarlo y disfrutarlo. Y desde la nostalgia solo me queda decir que lo siento, lo necesito y lo disfruto desde otro caminar. Pero este camino es el que me toca andar en estos momentos.
Al fin y al cabo, para los que creemos, el cielo es el mismo para todos. Pero qué bonito es andarlo, verdad?
Eso es mi Rocío y ese es mi Camino

Alejandro Vega

 

Si quieres recibir las entradas del blog semanalmente en tu buzón de correo electrónico pincha aquí.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.